NAVIDAD CON PALABRAS SIN ESTEROTIPOS NI EUFEMISMOS…¡FELICIDADES!

Martes, 24 Diciembre 2019 22:28 Escrito por  Publicado en Nacionales Visto 2001 veces
Esta imagen está en los hogares y en toda la humanidad... Esta imagen está en los hogares y en toda la humanidad... redes

 

 

 

Hoy al recordar y celebrar el nacimiento de Jesús, desde el vientre de María, parece muy oportuno que su palabra, su mensaje cale en el vientre de todos para hacer renacer desde allí una creatura humana chilena más renovada en fe, en humanismo, en solidaridad con amor, no por efectos acomodaticios o de "poder".

Para Chile, esta es una Navidad algo especial.

 

La crisis social nacional ha golpeado severamente el alma de los chilenos, más allá de los destrozos, del vandalismo, la delincuencia o guerras inventadas.

 

Ha golpeado las conciencias para derribar en algunos o en muchos, el mito de la práctica de un cristianismo puro, cristalino, como las aguas que el propio Jesús abrió; hizo ver soberbia, hipocresía, egoísmo y maldad.

 

No somos iguales como quiso Jesucristo en su venida.

 

No hay Justicia, como él la pregonó en su itinerario de paz, amor y solidaridad con el semejante.

 

Hay abuso, como él reclamó con vehemencia.

 

Hoy al recordar y celebrar su Nacimiento desde el vientre de María, parece muy oportuno que su palabra, su mensaje cale en el vientre de todos para hacer renacer desde allí una creatura humana chilena más renovada en fe, en humanismo, en solidaridad con amor, no por efectos acomodaticios.

 

El chileno común debe celebrar en paz, con su conciencia tranquila, porque -como Jesús lo hizo en público-, ha predicado por décadas en el silencio, hasta hace unas semanas, cuando como junto al Nazareno, la masa se levantó para seguir su peregrinaje y cumplir con el mandato del Padre, aunque como ÉL, haya sido flagelado, torturado, encarcelado y crucificado, porque al “poder” no le conviene creer, escuchar o que la muchedumbre rebelde incomode su placer de tolerar todos los antivalores por los que el verdadero cristianismo todavía -y lo seguirá haciendo-, lucha creyendo en la esperanza del cambio o el milagro.

 

Estas horas, pese al realismo por la contingencia, ineludible; el deseo sincero es a que haya celebración, festejar en la austeridad el nacimiento del gran inspirador de la humanidad; que los niños sigan viviendo en plenitud y expectación la llegada del Viejito Pascuero, mientras los padres juntamos fe y esperanza en el futuro, por ellos, por las nuevas generaciones y por la Patria.

 

GUSTAVO CID ASENJO

 

jas_toxico

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.