PUNTO FINAL…SE ACABÓ PRIVILEGIO FINANCIERO PARA LAS FUERZAS ARMADAS

Miércoles, 24 Julio 2019 20:58 Escrito por  Publicado en Nacionales Visto 522 veces
Ahora, control democrático de los gastos militares... Ahora, control democrático de los gastos militares... Redes

Proyecto que deroga la Ley Reservada del Cobre quedó listo para su promulgación. La Cámara de Diputados despachó el nuevo financiamiento de las FF.AA., que crea el Fondo Plurianual de Capacidades Estratégicas. El impuesto del 10 por ciento a beneficio fiscal seguirá subsistiendo por nueve años.

VALPARAÍSO.- La Cámara de Diputados despachó la norma que crea el nuevo sistema de financiamiento para las Fuerzas Armadas, con lo que se derogará la Ley Reservada del Cobre que durante 61 años entregó recursos por el 10 por ciento de las ventas de Codelco directamente a estas instituciones.

La normativa, que quedó en condiciones de ser promulgada, establece la creación del Fondo Plurianual de Capacidades Estratégicas, con la finalidad de darle estabilidad a las inversiones del sector Defensa que se realizan a mediano y largo plazo, para el financiamiento de material bélico, infraestructura asociada y gastos de sostenimiento.

Asimismo, crea un Consejo del Fondo Plurianual para las Capacidades Estratégicas que estará encargado de la programación y control de flujos financieros, reporta Cooperativa.

En la misma línea, el mensaje señala que la Ley de Presupuestos de cada año deberá contener la proyección del aporte anual del año cuarto, considerando el programa cuatrienal de inversiones, para la aprobación del Congreso Nacional.

Por otra parte, la iniciativa establece un aporte basal para el mantenimiento, sostenimiento y actualización de las capacidades estratégicas existentes, el que corresponderá al monto promedio de los aportes basales enterados al Fondo en el periodo de los seis años inmediatamente anteriores al año en que se aprueba el aporte anual.

FONDO DE CONTINGENCIA ESTRATÉGICO

Además, el proyecto crea un Fondo de Contingencia Estratégico para enfrentar situaciones de crisis y financiar material bélico severamente dañado como consecuencia de emergencia o catástrofes y para anticipar una adquisición de material bélico contemplada en la planificación del desarrollo de la fuerza, cuando por las características y disponibilidad sea necesaria dicha adquisición para mantener o desarrollar las capacidades estratégicas.

Al mismo tiempo, se crean controles civiles y democráticos, por lo que se incorporan nuevos roles por parte de la Contraloría General de la República y por el Congreso Nacional.

La iniciativa incorporó la obligación de presentar un proyecto de ley que regule el sistema de compras de capacidades estratégicas, por lo que dentro de los seis meses siguientes a la publicación de la ley, el Presidente de la República deberá enviar al Congreso un proyecto que regule el sistema de compras que se realice con cargo al Fondo Plurianual para las capacidades estratégicas.

Dicha propuesta deberá incorporar mecanismos de control civil y democrático, resguardando el secreto o la reserva cuando corresponda.

Por otro lado, se deroga la Ley 13.196, Reservada del Cobre, subsistiendo el impuesto del 10 por ciento a beneficio fiscal por un período de nueve años, disminuyendo desde el año diez un 2,5 por ciento por año hasta llegar a 0 por ciento en el año 12.

Por último, el proyecto establece que los recursos remanentes en las cuentas de la Ley Reservada del Cobre serán incorporados al Fondo de Estabilización Económica y Social, establecido en la Ley 20.128, sobre responsabilidad fiscal.

 

EL DESCONOCIDO CONFLICTO CON ARGENTINA QUE GATILLÓ LA CREACIÓN DE LA LEY RESERVADA DEL COBRE

 

Por su parte, La Tercera, hace hoy un recuerdo, respecto al verdadero origen de esta controvertida ley que vivió este miércoles su capítulo final luego de que la Cámara de Diputados aprobara el proyecto que establece su derogación después de 61 años de vigencia.

 

En el ideario popular, es muy probable que se crea que la Ley Reservada del Cobre fue instaurada durante el régimen de Augusto Pinochet. En rigor, lo que hizo la dictadura fue reformarla en siete oportunidades, entre 1973 y 1987. Sin embargo, el origen de esta normativa que obliga a destinar ingresos de la venta del metal rojo para la adquisición de armas y pertrechos para la defensa nacional en un esquema de completa reserva es mucho más antiguo.

La Ley Reservada del Cobre fue promulgada en enero de 1958, durante el segundo gobierno de Carlos Ibáñez del Campo. Desde el comienzo, el texto de esta Ley N° 13.196 fue concebido como secreto, motivo por el que su publicación se realizó en una edición limitada del Diario Oficial. Recién en 2016, los chilenos pudieron conocer el contenido de esta controvertida normativa.

El hecho clave para que el Congreso aprobara la Ley Reservada del Cobre fue el denominado Incidente del islote Snipe, emplazado en el Canal Beagle y cercano a las islas Picton, Lenox y Grande.

Durante el transcurso de 1958, Chile y Argentina reclamaban la soberanía del Snipe. Y la mayor tensión se produjo el 9 de agosto de ese año, cuando el destructor argentino ARA San Juan disparó cuatro cañozanos, acto que precedió al desembarco al islote de 120 infantes del país vecino. El gobierno de Ibáñez reaccionó con dureza: retiró al embajador en Buenos Aires, y ordenó el envío de la Armada para desalojar a los argentinos. Sin embargo, el 17 de agosto se firmó un acuerdo entre ambas naciones, que evitó lo que parecía el inicio de una guerra.

Sin embargo, las hostilidades entre Chile y Argentina no se detuvieron. De hecho, en 1978 se estuvo muy cerca de una guerra. Por esta razón, y con la finalidad de potenciar las Fuerzas Armadas ante un eventual conflicto bélico, el parlamento dio luz verde a la Ley Reservada del Cobre, que este miércoles vivió su capítulo final luego de que la Cámara de Diputados aprobara el proyecto que establece su derogación después de 61 años de vigencia.

La Ley Reservada del Cobre mantuvo su condición de secreta hasta el 22 de diciembre de 2016. Para que la perdiera, el Congreso aprobó la Ley 20.977 -originada en moción de los diputados de la época Jaime Pilowsky, Ricardo Rincón, Marcelo Schilling, René Saffirio, Guillermo Ceroni y Yasna Provoste-, que en su artículo único señaló que esta Ley del Cobre “dejará de tener el carácter de secreto o reservado a contar de la fecha de publicación de esta ley”.

Aquel 22 de diciembre, y apenas los chilenos pusieron un ojo en el texto, uno de los ítemes que más sorprendió fue el piso de US$ 180 millones que la ley establecía como aporte del cobre para las Fuerzas Armadas, según está consignado el artículo primero.

Este fin del secretismo, además, se produjo en el contexto del denominado caso “milicogate”, en el que miembros de las Fuerzas Armadas perpetraron delitos de fraude y desviación de fondos públicos provenientes de la Ley Reservada del Cobre.

 

 

jas_toxico

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.