OTRA MÁS EN EL EJÉRCITO. CAE EL NÚMERO 2 Y ESTÁ DETENIDO

Martes, 16 Octubre 2018 20:07 Escrito por  Publicado en Nacionales Visto 226 veces
Justicia Militar procesa a general John Griffiths por fraude al Fisco y quedó en prisión preventiva en Peñalolén. Justicia Militar procesa a general John Griffiths por fraude al Fisco y quedó en prisión preventiva en Peñalolén.

Justicia Militar procesa a general John Griffiths por fraude al Fisco y quedó en prisión preventiva en Peñalolén. La defensa del segundo oficial al mando  de la institución castrense, tiene un plazo de cinco días para apelar a la medida dictada por la ministra Romy Rutherford. Los hechos.

En un auto con vidrios polarizados y en compañía de su abogado salió el jefe del Estado Mayor, John Griffiths, luego de ser procesado por fraude al fisco, relata esta tarde EMOL, tras la jornada judicial que enfrentó el alto oficial. Aunque la cita estaba programada para las 15:00, el segundo en el Ejército llegó hasta la oficina de ministra Romy Rutherford casi media hora antes, donde fue notificado por el uso de pasajes para salir al extranjero, además de su detención preventiva. 

Tras la diligencia, el uniformado fue trasladado hasta el Batallón de Policía Militar (BPM) en el Comando de Telecomunicaciones de Ejército, ubicado en la comuna de Peñalolén. 

De acuerdo a los antecedentes, Griffiths habría recibido millonarias devoluciones tras un mal uso de cinco pasajes aéreos entre 2009 y 2014, alcanzando una malversación de $44 millones. 

La defensa del segundo en mando del Ejército tiene un plazo de cinco días para apelar a la medida, consigna esta tarde EMOL.

ARISTA VIÁTICOS

Por su parte, La Tercera horas antes había adelantado y contextualizado lo que ocurre con el número dos del Ejército en nota que informba lo siguiente:

En unas horas más la ministra Romy Rutherford, quien investiga desde hace unos años el fraude a la ley del cobre y en los últimos meses la arista del llamado “caso viáticos”, sometería a proceso a John Griffiths, segundo hombre al mando de la institución uniformada, y jefe del Estado Mayor General.

Frente a esta situación, que implica en la justicia militar el quedar de inmediato en prisión preventiva, Griffiths ya tendría decidido, sostienen fuentes conocedoras de la causa, cursar su retiro, lo que implica renunciar de forma inmediata al cargo que detenta. En la práctica, debe reconfigurarse el alto mando. La situación se da en momentos de especial tensión para el mundo castrense, toda vez que este fin de semana, los coroneles Germán Villarroel, Director de la Escuela Militar y Miguel Krassnoff Bassa, hijo del exagente de la Dina Miguel Krassnoff Martchenko, pasaron a retiro luego del polémico homenaje al agente de la represión en una actividad deportiva que se realizó el 6 de octubre pasado.

Tal como publicó La Tercera, Griffiths declaró el declaró el 12 de septiembre en calidad de inculpado ante Rutherford. En la ocasión, estuvo durante más de 8 horas intentando aclarar las circunstancias de la misión militar que desarrolló en Estados Unidos desde enero del año 2012.

La ministra indaga a cuatro empresas de turismo y a quienes estuvieron en misiones en el extranjero desde 2009 a 2015 porque se ha corroborado que hasta esa fecha, cuando se cambió el mecanismo de adquisiciones, el Ejército compraba pasajes para sus oficiales en comisiones de servicio al extranjero por un monto fijo dependiendo del grado. El problema radica en que después de facturada la compra, el oficial que viajaba se contactaba con la empresa de turismo y, si los pasajes resultaban ser más baratos, se modificaba la ruta y se hacían escalas en Cancún u Orlando. En lo específico, se han detectado desde paseos a Disney, a compras a tickets para terceros o incluso la devolución de dinero sobrante a través de un depósito en cuenta corriente con el rótulo “exceso de equipaje”.

Respecto de Griffths se conoce que inició su periplo a Washington como coronel y retornó como General. Por razones familiares –sus hijos debían retomar estudios- él pagó de su bolsillo los pasajes de regreso de toda su familia y posteriormente pidió el reembolso. El Ejército fijó el monto en 29 mil dólares, los que no necesariamente calza con el gasto efectuado y es aquí donde radica el presunto ilícito ya que los fondos sobrantes no fueron devueltos. En cualquier caso, fuentes consultadas por este medio, precisan que no existía la posibilidad de reintegrar recursos y que no hay necesariamente dolo.

La preocupación del Gobierno y en lo específico del ministerio de Defensa radica en la cantidad de uniformados que están en una situación similar y que podrían ser procesados. De Griffiths destacan que se trata de un militar respetado en las filas, que es considerado como parte de la intelectualidad castrense.

La Tercera PM consultó formalmente al Ejército respecto de Griffiths, pero desde la entidad declinaron referirse al tema.

jas_toxico

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.