Imprimir esta página

Liceo Carlos Ibáñez de Fresia, en hombres, campeón nacional en la Copa Coca-Cola

Viernes, 02 Diciembre 2016 14:10 Escrito por  Publicado en Crónica Visto 374 veces
Valora este artículo
(0 votos)

El Colegio Deportivo de Iquique en hombres y el Liceo de Administración y Finanzas de Coquimbo en mujeres, se quedaron con el segundo lugar. Ocho equipos provenientes de seis regiones de Chile llegaron este domingo al Estadio Nacional para disputar fases de semifinales y la gran final en categorías hombre y mujer. Este año la competencia convocó a 23 mil estudiantes de Arica a Punta Arenas, con un aumento de participación del 300%.

Santiago, noviembre de 2016.- Después de un año de competencias, finalmente este domingo se disputó la gran final de la Copa Coca-Cola, el torneo interescolar de fútbol más grande del país. En la categoría Mujeres, el Liceo de Administración y Finanzas, de Coquimbo se enfrentó alColegio Palmares Valle de Cóndores, de Santiago, siendo este último el ganadorpor 2-1 en penales tras empatar a cero durante los 50 minutos que duró el partido quedándose con el trofeo del primer lugar de la Copa Coca-Cola. El tercer y cuarto lugar se definió en un entretenido encuentro donde finalmente consiguió el triunfo el Liceo Parroquial San Antonio de Viña del Mar por 3 tantos a cero ante el Liceo Politécnico de Curacautín.

 

En la categoría masculina, el equipo del Liceo Carlos Ibáñez del Campo de Fresia ganó por 1 gol a cero y se llevó la ansiada Copa Coca-Cola tras vencer al Colegio Deportivo de Iquique quien obtuvo el 2° lugar. Por su parte, en la definición del tercer y cuarto lugar se midieron el ColegioDon Orione, de Santiago y el Liceo Técnico Profesional de Minería, de Cabildo, éste último logrando el 4° lugar tras perder ante un ajustado encuentro de 70 minutos donde el colegio capitalino logró vencer por 3 goles a 2.

Como todos los años, además se premió el Fair Play con la “Tarjeta Blanca”, tanto en la categoría femenina como masculina.Francisca Torres, del Colegio Araucarias Cordillera de Santiago, ganó tras acumular 7 tarjetas blancasy Pedro Vera, del Colegio Philliphi de Valdivia,obtuvo la misma distinción tras conseguir 6 tarjetas blancas durante el torneo. Este premio reconoce a los jugadores que mejor representan en la cancha el espíritu y los valores deportivos que promueve el torneo: respeto, esfuerzo, generosidad, fortaleza, justicia, honestidad y amistad.

Durante esta jornada deportiva, por primera vez se desarrolló la final de Free Style llamada “La Gran Jugada”, en la que 10 finalistas –de ambos géneros y con tres competidores de regiones- se disputaron el primer lugar. Los 10 competidores, tras demostrar todo su talento, destrezas y dominio de la pelotase quedaron con el gran premio.

Así es como, los diez deportistas que compitieron enesta disciplina y también los distinguidos con la “Tarjeta Blanca” obtuvieron un gran premio: vivirán en carne propia la rutina de un futbolista profesional en Buenos Aires. Partirán en Chile haciéndose un completo chequeo médico en la Clínica Meds, para luego concentrarse en Juan Pinto Durán y más tarde trasladarse en el bus de La Roja hasta el aeropuerto Arturo Merino Benítez. Ya en Argentina, los ganadores entrenarán bajo las órdenes del DT y ex futbolista, José Luis Villanueva y jugarán un partido amistoso contra el equipo Racing Club de Avellaneda.

En su XII versión, la Copa Coca-Cola logró convocar a 23 mil estudiantes de Arica a Punta Arenas, lo que significó un aumento de participación del 300% en comparación con la versión del año pasado.

El Torneo

La Copa Coca-Cola es el campeonato escolar de fútbol más grande del mundo. Además de Chile, también se juega en Argentina, Colombia, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Rep. Dominicana, México, Panamá, Perú, Venezuela, Estados Unidos y en varios países de Europa y África, llegando a un total de 60 naciones que logran reunir a aproximadamente 1.3 millones de adolescentes, con el objetivo de promover estilos de vida sanos y activos a través del deporte.

El torneo se originó en Zimbabwe en 1989, y desde entonces se ha realizado ininterrumpidamente.