LOS LAGOS: EJEMPLO DEL MAL ENDÉMICO

Sábado, 25 Julio 2015 02:58 Escrito por  Publicado en Saludos y Mensajes Visto 1461 veces

La designación del Intendente de la Región de Los Lagos ha sido un  verdadero sainete, y un  nudo que el poder político central parece incapaz de resolver. No se trata solo de la última designación fallida, sino de la historia del cargo en el segundo gobierno de Bachelet, que según dirigentes políticos y empresariales de la Región, son un indicativo de hasta dónde llega el desconocimiento de lo

que ocurre en las regiones y los adefesios políticos que produce el centralismo. Antes del nombramiento del Intendente  Nofal Abud, a quien iba a reemplazar el fallido Nelson Bustos, se nombró y notificó oficialmente a Adolfo Alvial como Intendente, quien duró exactamente  40 minutos en el cargo. En el minuto 41, Rodrigo Peñailillo, entonces ministro del Interior se retractó y nombró a Nofal Abud. Fue un impacto en la región y en las propias filas de la Nueva Mayoría primero por la calidad del candidato que se desechaba y luego por el nombre del reemplazante, Nofal Abud. Este nunca había aparecido como postulante serio al cargo. Los ojos  de toda la región se volvieron a  su madre, Cristina Maetzu, militante PPD y ex Gobernadora de la Provincia de Llanquihue, cuyas gestiones y presiones fueron decisivas para que la G90 fichara a Abud como Intendente

Abud partió rengueando en el cargo. Con poca experiencia y apoyo regional, y un estilo muy autoritario, quedó en evidencia muy luego que consideraba su  cargo como un trampolín a la diputación. Ello le produjo roces públicos tanto en su partido como con sus aliados, lo que enredó aún más su gestión.  Poca transparencia y un ambiente de negocios oscuros hizo que incluso su Jefe de Gabinete apareciera mezclado en un turbio negociado de  fardos de pasto durante las inundaciones de hace unos meses. Este tema le restó el poco apoyo que le quedaba y salido Peñailillo del gobierno quedó sin amparo y lo sacaron. Claro que nadie esperaba el “guatazo” y posterior autocrítica del nuevo ministro del Interior con la designación de Nelson Bustos.

Nuevamente surgieron los mismos nombres de reemplazo: Juan Gallardo, actual Gobernador de Llanquihue y ahora  interino en el cargo de Intendente;  Claudio Martínez presidente regional  del PDC;  el Seremi de Transporte Enrique Cárdenas del PPD y  el anteriormente fallido Adolfo Alvial.

Este último, a juicio de dirigentes gremiales de la Región, es quien tiene el mejor perfil: Licenciado en Biología y con un master en la Universidad de Oregon, USA, es especialista en recursos marinos y con estudios de estrategia industrial y  de gestión en la U de Chile, representa un  perfil adecuado para hacerse cargo de la estrategia de una región que pugna por superar el centralismo exacerbado en materia de designaciones políticas y que tiene una compleja agenda de desarrollo social. Para otros es un tecnócrata que está bien donde está, la gerencia regional de CORFO.

Claudio Martínez, Presidente Regional de la DC es hombre del círculo de Ignacio Walker, quien durante su presidencia de la DC presionó mucho para que reemplazara a Nofal Abud.  Es médico de la Clínica Los Andes de Puerto Montt y hombre acaudalado, pero las fuentes aseguran vive en otra sintonía sobre el desarrollo regional.

A Enrique Cárdenas se le considera un operador politico menor, sin trayectoria y capacidad profesional para sacar adelante los temas regionales.

Juan Gallardo, el actual intendente interino se le considera un político hábil, que se ha rodeado de un equipo de profesionales universitarios jóvenes en quienes ha delegado su gestión de gobernador, para dedicarse a  un fuerte activismo político de mucha cercanía con los movimientos vecinales. Sin embargo se le ha criticado ácidamente su mala gestión en temas de seguridad ciudadana y que no haya implementado nada  del Plan Seguridad para Todos acordado en la región, tema que viene copando el interés de la ciudadanía.

¿Por qué el gobierno anda a los tumbos se preguntan en la región? Al parecer porque  se le sigue dando las espaldas a las regiones y no sabe lo que en ellas ocurre.

(Fuente: El Mostrador)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.