DELINCUENCIA

Viernes, 17 Julio 2015 03:59 Escrito por  Publicado en Columna del Sheriff Visto 2180 veces
Creciente Delincuencia Creciente Delincuencia elgong

El fenómeno de la delincuencia tiene raíces y causas muy profundas, en tanto que el crecimiento y brutalidad explosiva que está experimentando

debiera promover soluciones prácticas e inteligentes a fin de separar a los autores de diversas fechorías y así facilitar la rehabilitación para  quienes han  caído en desgracia, más por necesidad que por hábito. De ese modo, los violentistas  quedarían debidamente aislados y expuestos a las penas más severas y ejemplares que proceda aplicar.

Primero que nada, es preciso coincidir que las causas son muy variadas y que la forma  de enfrentarlas no consiste en sumar centros de reclusión inhumanos y hacinar reos  a destajo y sin distinción alguna, facilitando que esos antros se transformen en verdaderas universidades del delito.Para encontrar soluciones es preciso confeccionar un programa efectivo y que englobe el problema en sí mismo y se examine cuidadosamente los factores que promueven y alientan la  delincuencia. Para lograr los mejores resultados al respecto, debieran considerarse los siguientes factores:

-         Condición de pobreza o extrema pobreza

-         Maltrato intrafamiliar

-         Abusos sexuales

-         Analfabetismo o enseñanza precaria

-         Alimentación escasa y deficiente

-         Desempleo y abuso laboral

-         Enfermedad de un ser querido y medicación inalcanzable.

-         Endeudamiento y quiebra, Pérdida de bienes.

-         Menores forzados o inducidos a delinquir

-         Drogadicción y alcoholismo

-         Desequilibrios mentales

-         Conducta antisocial

-         Violencia congénita

-         Ambiciones desmedidas

-         Egocentrismo exacerbado

Al examinar mi existencia hasta hoy, creo haber sido honesto y he procurado ser un buen ciudadano, pero puedo asegurar a ustedes que también habría delinquido en  el afán de prolongar la vida de un ser querido, amén de otras causas parecidas, donde el lucro y la desigualdad se opone al humanismo.  Doy gracias a Dios por haberme evitado una situación semejante, a causa de la cual,  lo más probable es que hoy estaría escribiendo para EL GONG tras las rejas de un recinto repleto de individuos condenados por cualquiera de las causas mencionadas.

PRÓXIMO TEMA: COMO DISMINUIR LA DELINCUENCIA A UN  MÍNIMO TOLERABLE.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.